El P1800 fabricado por Volvo entre los años 60 y 70 se ha convertido en un gran atractivo para los coleccionistas, sobre todo aquellos que recuerdan que el auto era protagonista de la serie de TV de la época, El Santo. 

Bloomberg

El récord mundial de más millas recorridas en un vehículo particular de un solo dueño pertenece a un Volvo P1800 de 1966. El pequeño coupé rojo ha andado más de 3 mil millas (4 mil 800 kilómetros), más que viajar seis veces a la Luna ida y vuelta. Y lo logró con su motor original.

Volvo 10

Ciertamente, el buen mantenimiento contribuye a la longevidad del auto, pero incluso el cuidado más tierno y cariñoso no puede obtener el mismo rendimiento de la nada.  Los Volvo P1800 coupé -no la versión camioneta de dos puertas que salió posteriormente- son especiales

Volvo 3

“Realmente le dieron al clavo” con los coleccionistas vintage, dijo Jonathan Klinger, de la aseguradora de vehículos clásicos Hagerty,  haciendo notar que estos autos son raros, aunque no tanto como para no hallar refacciones.

Además “tienen suficiente potencia, combinada con una relativamente buena conducción para un auto de los años 60, que los hace una delicia para manejar. Y tienen un diseño único que los hace destacar en la típica exposición de coches”.

No es tan caro

Lo mejor de todo es que uno de estos autos en buenas condiciones puede conseguirse por debajo de los 20 mil dólares.

Sí, el año pasado se vendió un P1800 1967 por 77 mil dólares, la cifra más alta pagada por un P1800 estándar en una subasta. Y en septiembre de 2014, se vendió un 1800ES de 1973, una variante de la línea 1800, por 92 mil dólares, récord mundial para cualquier Volvo.

De todos modos puedes hallar algunos ejemplos del modelo para restauración por entre 6 mil y 9 mil dólares.  

Volvo 1

O comprar uno casi para museo entre 30 mil y 50 mil dólares, como este P1800 de 1971. Si lo haces, lo más probable es que conserve su valor.

Los precios de los P1800 fabricados entre 1968 y 1972 han aumentado 52 por ciento en los últimos cinco años, con un valor promedio de 13 mil dólares para vehículos en condiciones similares.

El precio promedio en subasta para este modelo este año ha sido de 14 mil dólares.

“En los últimos años han tenido un buen y constante aumente, apreciándose solo un poco por encima del mercado”, dijo Klinger. Por lo mismo, no se trata de una inversión para especuladores. “No vas a ver un salto masivo en su valor en un breve periodo de tiempo”, añadió.

Estrella de TV

Quizá no un salto en su valor monetario, pero se pueden obtener importantes dividendos cuando se trata de valor sentimental. Volvo introdujo al mercado la línea 1800 en 1961 como una forma de competir con los fabricantes europeos (especialmente los británicos) en el segmento deportivo en Estados Unidos.

Volvo 2

La idea era que ofrecería un rendimiento de lujo además de estilo a precio asequible. Una serie de anuncios desfachatados (“Es como un Ferrari tuneado”) reforzó el concepto, pero fue la imagen medio europea del auto la que lo hizo más atractivo.

El 1800 fue diseñado por un joven sueco que trabajaba para la firma de diseño italiana Frua, y luego producido en Gran Bretaña por una compañía británica llamada Jensen, por lo que de verdad combinaba los mejores elementos de diseño y producción de la época.  

El P1800, un coupé 2+2, presentaba una larga nariz rectangular, cercada por dos pequeños faros redondos muy separados a ambos lados y un bajo adorno corría en la parte lateral del auto, partiendo sobre los faros y hasta la parte trasera del auto.

Volvo 5

Su parrilla cóncava y apaisada es prácticamente la misma que se puede ver en los más modernos S90 y V90. Dos pequeñas aletas traseras enmarcan la parte posterior. Dentro, los atributos dominantes eran los grandes y redondos medidores detrás de un delgado volante de tres brazos, además de asientos cuadrados.

Volvo 6

El auto debutó con éxito en términos generales, pero la aclamación mundial no llegó sino hasta 1962, cuando Roger Moore manejó un P1800 blanco (con matrícula ST1) en la popular serie de televisión El Santo. Per-Ake Froberg, director del programa Volvo Cars Heritage, contó que Jaguar era la primera opción, pero dejó pasar la oportunidad.

“El show fue una gran innovación”, dijo Froberg. “La compañía productora le pidió a Jaguar un auto, porque acababan de estrenar el E-Type, pero no estaban interesados o no podían entregarlo, así que alguien vio este nuevo coche sueco y le preguntó a Volvo. El auto se convirtió en el auto de El Santo y permitió que gente en todo el mundo conectara con Volvo”.

Volvo 7

La producción global de la línea 1800 entre 1961 y 1973 llegó a las 47 mil 492 unidades. Muchas de ellas fueron enviadas directamente a Estados Unidos, lo cual es bueno para los coleccionistas en el continente porque significa que no es tan difícil hallar uno.

El desafío, no obstante, es encontrar el indicado.

“No estamos hablando de un exótico vehículo italiano, así que es bastante posible encontrar uno”, dijo Froberg. “Pero nuestros coleccionistas son muy aficionados a ellos y se está volviendo cada vez más complicado hallar uno muy bueno”.

 

4.482 Responses to Volvo P1800: Para los nostálgicos con estilo

  1. Agen BandarQ dice:

    You have probably run into this short article as you want to use your personal computer and your web connection to have the BandarQ.

  2. Learning dice:

    I’d must test with you here. Which is not something I often do! I get pleasure from studying a put up that can make people think. Also, thanks for permitting me to remark!
    Learning https://www.universallearningacademy.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.