Te lleva todos los días, te aguanta mientras cantas a todo pulmón y todo lo que te pide es ¡que lo cuides! Sí, estamos hablando de tu auto. 

Sandra Hernández

Si nadie te explicó cómo mantener tu auto en el mejor estado posible, no te preocupes, porque aquí te tenemos una guía básica, pero no olvides consultar el manual de tu vehículo.

Y recuerda que el mantenimiento está íntimamente ligado con el nivel de uso y tu forma de manejar.

CADA MES

Revisa que todas las luces funcionen. La multa en la Ciudad de México por no contar con faros delanteros, cuartos traseros o delanteros va de 377.45 a 755 pesos.

Checa las llantas. Cada fabricante te dice qué presión es la adecuada en una etiqueta pegada en el marco de la puerta del conductor. También pon atención al estado de la banda de rodamiento y cambia los neumáticos en cuanto sea necesario, por tu seguridad y para hacer eficiente el uso del combustible.

Comprueba que los fluidos estén en los niveles adecuados. Esto incluye el anticongelante, el aceite, el líquido de frenos e incluso el líquido limpiador del parabrisas. Para identificar en dónde están ubicados los depósitos, acude al manual del automóvil.

Además de revisar el nivel de aceite, pon atención a su estado. Si está muy oscuro o viscoso, es hora de cambiarlo. Circular con aceite en mal estado incrementa el desgaste del motor.

Limpia el interior del auto y la carrocería al menos una vez al mes. Si lo haces de forma constante, evitarás que se incremente el daño causado a la pintura por la lluvia ácida o la resina de los árboles.

CADA TRES MESES

Haz una revisión visual de la batería y confirma que no hay derrames.

CADA SEIS MESES

Verifica tu auto.

Si los limpiadores del parabrisas ya dejan marcas o si los hules están secos o quebradizos, es hora de cambiarlos. No esperes hasta que te atrape la lluvia.

Alinea y balancea las llantas.

CADA AÑO

Aunque la duración de los filtros de tu auto depende del ambiente en el que vivas, revisar su estado para limpiarlos o cambiarlos puede realizarse cada 12 meses si circulas principalmente en la ciudad.

El reglamento de la Ciudad de México exige tener una póliza de seguro que ampare al menos la responsabilidad civil por daños a terceros en su persona y en su patrimonio. La multa de no tenerla es de 20 a 40 veces la Unidad de Cuenta vigente, es decir, de mil 510 a 3 mil 20 pesos en 2017.

Tenencia, refrendo, reemplacamiento o actualización de la tarjeta de circulación son algunos de los pagos que debes hacer, dependiendo del estado en el que te encuentres. Hazlo a tiempo para que puedas aprovechar los descuentos y subsidios ofrecidos

No se permiten comentarios