Volvo Cars fabricará su primer vehículo eléctrico en China, un coche compacto que saldrá a la venta en 2019 y que será el primero de una nueva línea de automóviles con baterías.

Bloomberg

El modelo, que será exportado a todo el mundo, se basará en la misma plataforma que el vehículo utilitario deportivo compacto XC40, próximo a estrenarse. Volvo Cars se está embarcando en el plan mientras China adopta medidas para imponer reglas más estrictas sobre las emisiones para limpiar las ciudades contaminadas con smog.

La empresa se convertirá en el primer fabricante de automóviles de lujo occidental en producir un modelo totalmente eléctrico en el mayor mercado automotriz del mundo.

A detail of the Volvo XC60 is photographed while on display during a media preview at the New York International Auto Show, at the Jacob Javits Center in New York, Wednesday, April 12, 2017. (AP Photo/Mary Altaffer)

El Volvo XC60 en el Auto Show de Nueva York. (AP Photo/Mary Altaffer)

“Volvo Cars apoya plenamente el llamado del gobierno chino de un aire más limpio como se describe en el último plan quinquenal”, dijo el máximo ejecutivo, Hakan Samuelsson, el miércoles en un comunicado.

El multimillonario chino Li Shufu compró Volvo Cars, son sede en Gotemburgo, Suecia, en 2010, y desde entonces el fabricante de automóviles europeo ha estado añadiendo capacidad de producción en China. Está construyendo su tercera planta en el país en Luqiao, a unos 350 kilómetros al sur de Shanghái, donde fabricará automóviles pequeños.

The interior of the Volvo XC60 is photographed while on display during a media preview at the New York International Auto Show, at the Jacob Javits Center in New York, Wednesday, April 12, 2017. (AP Photo/Mary Altaffer)

El Volvo XC60 en el Auto Show de York. (AP Photo/Mary Altaffer)

Los fabricantes de automóviles están preparando una serie de modelos con baterías, a medida que las naciones y las ciudades se toman en serio la reducción de las emisiones de los vehículos. China ha estado a la vanguardia de ese movimiento, convirtiéndose en el mayor mercado para los coches eléctricos, y las autoridades buscan cuotas de producción ambiciosas que podrían llevar a los fabricantes a enfrentar multas.

Volvo tiene como objetivo entregar un total de un millón de automóviles híbridos y eléctricos para 2025. El año pasado, sus ventas ascendieron a 534 mil 332 autos. También planea ofrecer versiones híbridas de conexión eléctrica de cada modelo y está desarrollando un coche exclusivamente con batería basado en la plataforma para su vehículo utilitario deportivo más grande XC90.

Visitors look at the Volvo XC90 at the Shanghai Auto Show, in Shanghai, China April 20, 2017. REUTERS/Aly Song

El Volvo XC90en el Auto Show de Shanghai, China. (REUTERS/Aly Song)

No se permiten comentarios