Celeste, el personaje de Nicole Kidman en la serie de televisión “Big Little Lies”, debería haber manejado un Volvo V90 Cross Country. Si has visto algún capítulo de la serie, lo entenderás perfectamente. Es el transporte ideal para un personaje así: alguien de conducta femenina y delicada, buena pinta con una onda escandinava y un estilo característico y elegante.

Bloomberg

Volvo les ofrece este vehículo a los estadounidenses en un intento por cortar su adicción a los vehículos utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés). La marca ya cuenta con dos SUV excelentes, el XC60 y el XC90, pero apuesta a poder hacer que un coche familiar sea lo suficientemente elegante y enérgico para quedarse con una tajada de ese mercado. A fin de cuentas, alguna vez los autos familiares fueron su sustento en Estados Unidos.

volvo-5

Es aquí donde aparece el V90 Cross Country, de 55 mil 300 dólares, versión mejorada del auto familiar V90, de 49 mil 950 dólares. Los dos son nuevos para el año, son más grandes y están mejor equipados que los modelos familiares de años anteriores.

Si Volvo crease un diagrama de Venn con un SUV y un auto familiar, el V90 Cross Country ocuparía el centro: los 5 mil dólares extra necesarios para comprar la edición Cross Country pagan casi 7.6 cm más de altura que el V90 estándar, varios centímetros de distancia adicional del piso y muchos adicionales útiles, como faros completamente LED que doblan con las curvas a medida que avanza el coche.

volvo-7

Con amplia capacidad de almacenamiento y transporte de pasajeros, una tracción 4×4 capaz de lidiar con terrenos traicioneros y la mayor altura para manejar, el V90 Cross Country hace que los SUV de tamaño completo parezcan inflados, superfluos para todos menos las familias más grandes o los más devotos guerreros del fin de semana. Además, se siente mucho más especial que los crossovers que abarrotan toda zona comercial de Estados Unidos. No abundan los autos familiares elevados como este.

Belleza incomparable

El V90 Cross Country es especial porque en casi todos los casos tiene más espacio interno, comodidades más refinadas y un uso más eficiente del combustible que los crossovers de BMW, Porsche y Audi. También es más atractivo en su conjunto. Aquellos también son muy buenos autos… sólo que hay algo en el diseño sueco (y en el carácter único que ostenta hoy en día un vehículo familiar bonito) que vuelve especial a este auto.

volvo-6

Como era de esperarse, hay una larga lista de sistemas de contención complementarios y para niños y funciones de seguridad dentro del vehículo. Por algo los antiguos Volvo obtenían calificaciones legendarias: se las merecían. Por suerte, no se activó la protección contra traumatismos cervicales cuando lo manejé. Sí se activó el Pilot Assist, que dirige el auto si siente que uno se acercó demasiado a una pared u otro vehículo. Es raro sentir que el auto toma el control por un momento, pero es efectivo.

volvo-3

Es un coche con buen gusto, así de simple. Al contrario de, digamos, el E-Wagon de Mercedes-Benz, que es más poderoso y entusiasma más al manejarlo, pero puede adquirir un semblante demasiado parecido al de un coche fúnebre si uno elige el color equivocado.

El A4 All-Road de Audi y los amados coches familiares deportivos de BMW son los que más se acercan a igualar la belleza relajada del V90 Cross Country.

volvo-1

Pero este es lo suficientemente distinto e inesperado como para dar vuelta la vista dos veces.

Ahora solo necesitarías una banda sonora para manejar como la de “Big Little Lies”.

No se permiten comentarios