¿Cuánto apuestas a que no sabrías explicar qué es una “scrambler café racer”? La realidad es que nosotros tampoco. Si se lo preguntas a Ducati, te dirá que la nueva Scrambler Café Racer es una extensión de la Ducati Scrambler Classic, pero no confundir con la Ducati Scrambler Icon ni con la Ducati Scrambler Throttle. Esos modelos aparecieron en el mercado hace dos años.

Bloomberg

Mmm… OK. Así es como lo pondríamos nosotros. La Scrambler Café Racer que Ducati presentó este verano combina lo mejor de dos mundos. Tiene el cuerpo deportivo de una scrambler tradicional pero con el impulso de una café racer.

Y fácilmente podría convertirse en tu Ducati favorita de toda la vida. Y estas son las razones.

Las ruedas

cafe-2

Lo primero que te llamará la atención de la nueva Scrambler Café Racer (o lo segundo, después del número 54 en el asiento, que es un homenaje al famoso piloto Bruno Spaggiari, quien usaba ese número a bordo de una Scrambler de 350 cc en 1968) serán las suaves ruedas de 17 pulgadas con neumáticos Pirelli.

Son fundamentales, porque regresan al modelo de neumáticos de taco que caracterizaban al modelo base Icon, por lo que permiten giros más cerrados y una conducción más suave. Pensarás que al perder caucho la motocicleta será más difícil de conducir en calles complicadas, pero otros ajustes permiten que sea más fácil de conducir que nunca.

Los frenos son suaves y clementes. La combinación de ruedas ligeras, rines dentados y frenos Brembo con ABS de Bosch, además de un sensor de presión, permite un frenado firme, tanto como el de una café racer.

El manubrio

cafe-3

Factor interesante número dos: el manubrio de clip es nuevo este año. Es más bajo de lo habitual en una Scrambler Icon, más del tipo de los que se utilizaban en la década de 1960. El efecto es casual: con que levantes tus brazos un poco, hallarás el manillar.

Espejos pequeños y redondos están colocados a cada extremo, por lo que, admitámoslo, si la moto se cae, al menos los espejos no se dañarán en caso de que el manubrio golpee el suelo.

Conducción

Esos componentes –ruedas, manubrio y un asiento ligeramente más elevado y hacia adelante que el de una Scrambler clásica — ayudan a la conducción de esta moto. Es muy divertida de manejar, sobre todo al girar en las esquinas.

Personalización

cafe-4

Aunque no te encante el gran número “54” que la decora, tienes que admitir que hace que la moto se vea distinta. Más allá de eso, es bastante personalizable, con opciones que incluyen un asiento largo y plano, una pequeña bolsa de cuero sujeta al tanque e incluso se pueden cambiar las placas sobre el motor o afinar el color.

El motor

Es el mismo motor de 803 cc y 75 caballos de fuerza que tenía la Scrambler Icon. Pero el año pasado, la Icon fue la motocicleta más vendida de Ducati por mucho. No hay nada de que culpar a los ingenieros, no tenían por qué cambiar nada.

No se permiten comentarios