En su lucha por conquistar a los clientes más lucrativos del mundo, Ferrari está lanzando un modelo superdeportivo “más barato”, mientras Mercedes‑Benz pone a prueba el rango superior de precios del segmento.

Bloomberg

Ferrari está lanzando en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort el Portofino, un modelo de 200 mil euros (240 mil dólares) que sustituirá al convertible California de la marca italiana. A su vez, AMG, la submarca de alto rendimiento de Mercedes, destaca el concepto de Project ONE, que luce tecnología híbrida de Fórmula 1 y cuesta nada menos que 2.2 millones de euros.

Ferrari Portofino. Photographer: Krisztian Bocsi/Bloomberg

Ferrari Portofino. Photographer: Krisztian Bocsi/Bloomberg

Mercerdes-Benz Project One. Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

Mercerdes-Benz Project One. Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

Los modelos son cruciales para los planes estratégicos de ambas automotrices. Ferrari apuesta a que el Portofino le ayude a impulsar las ventas a 9 mil autos en 2019, un alza frente a una meta de 8 mil 400 unidades este año. AMG, por su parte, tiene una importancia crítica en los planes de Dieter Zetsche, máximo ejecutivo de la matriz Daimler, para demostrar que sus ofertas eléctricas serán de lujo y deportivas.

Lamborghini también trata de adaptarse a los cambios en el segmento más alto del mercado, especialmente en un momento en que su matriz Volkswagen realiza una inversión de 20 mil millones de euros para electrificar toda su línea de productos. La primera señal de ese cambio para la exótica marca italiana se producirá este año con la introducción del Urus, que Lamborghini catalogó en un video mostrado en Fráncfort como el primer utilitario “súper deportivo” del mundo. También será el primer auto híbrido de la marca.

“El siguiente paso para Lamborghini será la hibridación, sin lugar a dudas”, dijo Stefano Domenicali, el jefe de la marca, en una entrevista con Bloomberg TV. “Pero estos autos icónicos tienen que ser diferentes del resto, así que debemos realmente mantener esta posición para mantener vivo el sueño”.

En el caso de AMG, esto significa incrementar el factor exclusividad fabricando apenas 275 unidades del Project One, que tiene una aleta en la mitad y alcanza una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora.

Mercedes-Benz Project One. Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

Mercedes-Benz Project One. Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

En línea con la inversión de 10 mil millones de euros de Mercedes en los modelos eléctricos, el motor a gasolina V6 se complementará con la tecnología híbrida enchufable. La potencia adicional de la batería también hará que el vehículo de dos plazas sea más sensible a la aceleración inicial, que alcanzará los 200 kilómetros por hora en seis segundos.

“El objetivo es una tecnología de futuro, un desempeño superior, los mejores tiempos en cada vuelta”, dijo Zetsche el lunes por la noche en la presentación del Project One en Fráncfort, en la que participó el piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton. “Y todo sin infringir ninguna norma”.

Meta de crecimiento

Para Ferrari, que se escindió de Fiat Chrysler Automobiles en 2016, el Portofino tiene menos que ver con la tecnología y más con la expansión, pues el fabricante intenta aumentar gradualmente las ventas para apuntalar sus ganancias y se ha fijado como objetivo superar las 10 mil entregas.

Las ventas del Portofino ascenderán a unos 3 mil 200 coches, un 40 por ciento más que las entregas del California este año, según las previsiones de la firma de investigación IHS Markit.

El máximo ejecutivo Sergio Marchionne está equipando el convertible de techo duro con un motor de 600 caballos de potencia. El coche puede acelerar a 100 kilómetros por hora en apenas 3.5 segundos. El vehículo es más liviano y su motor de 8 cilindros ofrece 40 caballos más de potencia que su predecesor.

portofino

El fabricante con sede en Maranello mostró el modelo al público por primera vez el martes en Fráncfort después de una presentación exclusiva para clientes la semana pasada en la pintoresca ciudad portuaria italiana de Portofino. El evento fue parte de la celebración del septuagésimo aniversario de la fundación de la automotriz.

Aunque el intento de Ferrari por expandir sus ventas corre el riesgo de diluir el sello exclusivo de la marca, Marchionne ha complementado la estrategia ofreciendo modelos de edición limitada, como el convertible LaFerrari Aperta, de 2.1 millones de dólares.

El máximo ejecutivo, de 65 años, busca sustentar las ganancias con un plan quinquenal que se lanzará el próximo año con el objetivo de asegurar la independencia de Ferrari mientras el sector hace frente a las tensiones propias de la transición hacia los autos eléctricos.

Es probable que el plan de negocios incluya la incorporación de “vehículos utilitarios” a los modelos de Ferrari, según el propio Marchionne, que evita usar el término SUV.

El énfasis inicial estaría puesto en un espacioso modelo de cuatro asientos, parte de una expansión más allá del nicho tradicional de los vehículos de superlujo de la marca en un intento por duplicar las ganancias para el 2022, dijeron en agosto personas familiarizadas con el asunto.

No se permiten comentarios