Dyson Ltd., más conocido como fabricante de aspiradoras, secadores de manos y filtros de aire, producirá un auto eléctrico para 2020, dijo el martes el fundador de la empresa, James Dyson.

Bloomberg

La compañía está invirtiendo mil 000 millones de libras esterlinas (mil 340 millones de dólares) para desarrollar el vehículo, más la misma suma para crear baterías de estado sólido para su funcionamiento, dijo Dyson. Estas inversiones abrumarán el dinero que la empresa está gastando en investigación y desarrollo para sus aspiradoras y filtros de aire.

Dyson ingresa en un campo atestado, con fabricantes desde Volkswagen y Daimler hasta Toyota y Tesla, todos compitiendo para popularizar los vehículos eléctricos. Aunque la mayoría de estas compañías están usando baterías de iones de litio en sus modelos actuales, Dyson dijo que su automóvil usaría baterías de estado sólido que son más pequeñas, más eficientes, más fáciles de cargar y potencialmente más fáciles de reciclar. Toyota también está trabajando para comercializar baterías de estado sólido y dijo a principios de este año que espera incorporarlas en sus vehículos eléctricos para 2020.

Dyson dijo que su auto eléctrico sería “radicalmente diferente” que aquellos diseñados por otros fabricantes de automóviles, incluyendo a Tesla. “No tiene sentido hacer algo que se parezca a los demás”, dijo. “No es un auto deportivo y no un auto muy barato”.

Dijo que espera que el auto sea solo el primero de una línea de vehículos eléctricos de Dyson y predijo que dentro de unos años los autos eléctricos serían la mayor fuente de ingresos para la compañía, eclipsando sus productos existentes.

 Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

Dyson ha estado invirtiendo en tecnología de batería durante varios años. En octubre de 2015, compró una startup llamada Sakti3 por 90 millones de dólares. La firma con sede en Ann Arbor, Michigan, había anunciado importantes avances en el diseño de baterías de estado sólido. Pero sus afirmaciones fueron rebatidas por otros investigadores de baterías, y en abril Dyson dijo que abandonaba su acuerdo para autorizar la tecnología patentada de la batería Sakti3 de la Universidad de Michigan.

Dyson dijo el martes que su compañía ahora tiene dos grupos de desarrollo de baterías de estado sólido: Sakti3 y un equipo separado trabajando en un enfoque diferente. El gobierno del Reino Unido le ha dado a Dyson una subvención de 16 millones de libras para ayudarla a hacer investigaciones sobre la batería.

Dyson dijo que la compañía ya tiene 400 ingenieros dedicados a su proyecto de automóvil, que ha estado trabajando en secreto durante los últimos dos años y medio. En el último año, la compañía ha realizado una serie de contrataciones prominentes de Aston Martin y Tesla. Dyson emplea a cerca de 4 mil personas en el Reino Unido.

El fundador dijo que Dyson estaba anunciando el proyecto ahora -aunque no espera poder entregar un automóvil a sus primeros clientes hasta 2020 o principios de 2021- porque el secreto alrededor del proyecto estaba restringiendo su capacidad de hacer tratos con proveedores de piezas de automóviles para el nuevo vehículo y también estaba obstaculizando el reclutamiento.

No se permiten comentarios