Toyota Camry 2018 recibe una actualización que lo ha rejuvenecido tanto mecánicamente como en diseño. Es uno de los autos con mejores prestaciones de la marca.
Diego Hernández Sánchez

Ha llegado a México la octava generación del sedán por excelencia de la marca. Un vehículo que es fabricado en los Estados Unidos y que en el mismo país ha tenido mucho éxito desde la presentación de su primer generación a finales de los ochenta. En México fue en el año 2002 cuando Toyota vende por primera vez un auto y en ese entonces se trató de este modelo

img_0097

Cada generación, ha tenido cambios y aires propios de cada época, esta última así lo ha hecho, se actualizo para abarcar un amplio mercado de clientes. Presentado en el Autoshow de Detroit, ahora con cuatro versiones, promete posicionarse en la punta del iceberg en el segmento.

La nueva cara de Toyota Camry

Muestra un nuevo frente y zona trasera con insertos que le dan una apariencia rejuvenecida, remontándonos a los deportivos japoneses pero conservado la estructura del elegante sedán y ese bloque en aluminio que los distingue en sus más recientes modelos.

La plataforma se hace llamar Toyota New Global Architecture, misma que utiliza Prius y que será base de próximos modelos en aras de hacer una producción más eficiente y menos contaminante.

img_0085

Tuvimos la oportunidad de conducirlo por las calles de la Ciudad de México y sin duda lo primero que nos hizo un fuerte énfasis era que dejó atrás aquel tabú de ser un auto enfocado para un solo mercado, enseguida ya a bordo nos quedamos con la buena calidad de materiales, se trata de plásticos rígidos con buen terminado y piel tanto en volante como palanca.

El espacio es evidente, viajamos como copilotos y en la banca trasera. La trasera tiene una buena distancia entre ocupantes y para piernas entre asiento. La marca se ha enfocado en la comodidad, para la versión tope los asientos son en piel combinando materiales en puertas y tablero tipo aluminio, además el diseño de la consola central es diferente, porta un aspecto de mejor calidad, limpio con la reducción de botones.

Tras el volante la sensación de manejo continúa siendo reconfortante, estamos hablando de un buen espacio con cierto nivel de ergonomia, esto gracias a la nueva plataforma que además mejora la sensación en curvas. La distancia entre ejes y el centro de gravedad han mejorado notablemente entregando un vehículo con mayor aplomo, en conclusión, gracias a todo esto la sensación que nos da en es la de un auto ligero y preciso.

img_9975

Potencia con buen consumo

El desempeño emerge de un nuevo motor 2.5 litros de 201 caballos de fuerza y 178 libras pie acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades con paletas de cambios al volante. Estás le dan ese empuje que buscamos para aprovechar sus cualidades, además con el modo Eco se obtiene un buen consumo en combustible

Gracias a que el auto es de una estructura ligera, podemos sacar mayor provecho de sus prestaciones al grado de que nos olvidamos de la sensación de estar a bordo de un sedán con cuatro metros de largo.

Hay que destacar el hecho de que tanto bloque como cabeza del motor son fabricados en aluminio a fin de hacer un auto menos pesado, reducir las vibraciones y brindar una mejor dinámica de manejo.

img_0048

La tecnología LED es otra de las novedades desde la versión de entrada. La parrilla cofre y frente viene más ancho y amplio, estamos hablando del nuevo frente que veremos en próximos modelos.

Este motor se encuentra en todas las versiones, hasta el momento no se ha hablado de un V6 como en un principio.

Ahora bien, por el tema de seguridad estamos ante un auto que incorpora 10 bolsas de aire, asistente de arranque en pendientes, control de velocidad en cruceros. Son cuatro modalidades las que incorpora; Eco, Sport y Normal, estás un cuanto sencillas.

Los precios parten de los 409 mil 900 pesos para la versión SE; 449 mil 900 pesos para la LE; XLE de 481 mil 900 y XLE Navi cuesta 509 mil 900 pesos.

En conclusión le podemos asegurar que el muevo Camry es una gran opción dentro del segmento. No obstante, allá afuera se enfrenta contra grandes competidores de la talla de Mazda 6, Altima, Ford Fusion entre otros. No obstante, no todo está dicho por parte de la marca, la verdadera carta fuerte dentro de la marca será cuando complementen su portafolios de vehículos eléctricos e híbridos en México.

Los resultados en ventas para Toyota Prius han sido favorables, estamos en un mercado que se encuentra en desarrollo por la parte de autos con tecnologías sustentables. Además, cada uno de los modelos han sabido ganarse un lugar dentro de su respectivo segmentos.

 

Top 5
Las Alternativas

Mazda 6

mazda6
Sin duda es uno de los fuertes en nuestros días, un sedán de tamaño completo con las cualidades Mazda.

Ford Fusion

ford-fusion
El vehículo estrella de la marca. Cuenta con una versión híbrida, sport y las que ya conocemos.

Honda Accord

honda
Un auto que conserva la plataforma de hace algunos años, no obstante se ha logrado quedar en las opciones de los clientes mexicanos.

Volkswagen Passat

volkswagen
La opción que aporta el diseño y estilo que ha caracterizado a modelos de su catálogo como Golf.

Hyundai Sonata

hyundai-sonata
Llega para hacer frente a los sedanes japoneses, su fuerte se encuentra en desempeño y seguridad.

No se permiten comentarios