Llega Buick Enclave 2018, un crossover de lujo más moderno por dentro y por fuera con la mejor relación valor/precio del segmento.

Estevan Vázquez / Tequila, Jalisco

Lo más evidente del nuevo Buick Enclave es el cambio generacional del diseño exterior. De un crossover conservador y adornado con excesivo cromo se ha convertido en una moderna camioneta de tres filas con un perfil más bajo y ligeramente más corto, sin embargo, el espacio interior ha aumentado y la tercera fila es funcional hasta para adultos de tamaño promedio.

img_2401

La cajuela con las tres filas de asientos en su lugar ofrece 668 litros de capacidad, más que un sedán o SUV de cinco plazas, pero este espacio se puede aumentar hasta más de 2 mil 700 litros, cuando la carga se vuelve prioridad sobre los pasajeros.

En Buick encontramos el lujo en cada rincón, así como en la vida real, sólo hay que abrir los ojos y la mente para disfrutarlo. Por eso, visitamos el Pueblo Mágico de Tequila, Jalisco, para vivir una experiencia sensorial, dentro y fuera de Enclave.

img_2360

Si la vida nos ha privilegiado con la oportunidad de poseer un vehículo de entre 800 y 900 mil pesos, Buick Enclave nos sorprende con su capacidad de envolvernos en un ambiente de primer nivel y alistarnos para percibir lo mejor de nuestros alrededores. Basta decir que en un escenario tan ostentoso como el Jardín Cuervo, Enclave se ve a tono.

Iniciamos nuestra ruta hacia la costa de Colima, a Manzanillo para ser exactos, donde cuatro personas cómodamente sentadas pasamos poco más de cuatro horas a bordo con el perfecto espacio, temperatura, aislamiento del ruido exterior, audio, conectividad y claro, hasta un hot-spot WiFi 4G LTE que nunca dejó de tener cobertura en el camino.

img_2387

Destaca el Quiet Tuning que aísla ventanas y puertas para reducir al máximo el rumor del camino a velocidad crucero y poder disfrutar tanto de una plática agradable como de nuestro playlist favorito desde cualquier dispositivo conectado, ya sea por Bluetooth o USB (6 entradas en total) y utilizando los sistemas Car Play o Android Auto, según sea el caso.

También disfrutamos de aire limpio y sin olores gracias al ionizador que es parte del sistema de climatización automático. La marcha es tan cómoda como en una limusina, los caminos irregulares son problema de otros autos, nosotros no fuimos molestados ni con el pavimento más rugoso o irregular de los 400 kilómetros que recorrimos.

img_2389

El motor V6 de 305 hp junto con la transmisión automática de nueve velocidades conceden un andar suave pero contundente, facilita los rebases cuando son necesarios y maximiza el rendimiento de gasolina cuando alcanzamos la velocidad ideal. Enclave traza curvas sin balanceo excesivo a pesar de la suave configuración de la suspensión.

Viajamos en la versión Essence, que a pesar de no ser la más equipada, no extrañamos elementos extras de la versión tope Avenir, como el volante de piel y madera con calefacción, la tracción integral permanente o la tercera fila con respaldos reclinables eléctricos. Lo que sí extrañamos un poco fue el tablero digital con pantalla de ocho pulgadas, el sistema de sonido premium de 10 bocinas y el look más sofisticado.

img_2366

Enclave Essence y Avenir ya están disponibles en distribuidores Buick/GMC a un precio de 818 mil y 896 mil pesos, respectivamente.

No se permiten comentarios