General Motors está preparando una de sus plantas automotrices para fabricar un nuevo crossover Cadillac con la esperanza de revertir la caída de las ventas de la marca de lujo en Estados Unidos, según fuentes al tanto del tema.

Bloomberg

El fabricante estadounidense de automóviles comenzó a construir versiones de prueba del Cadillac XT4 en su planta de ensamblaje en Kansas City, dijeron las fuentes, que pidieron no ser identificadas porque la compañía aún no ha anunciado planes de producción. Tom Wickham, un portavoz de GM, declinó hacer comentarios.

El XT4 tendrá una doble misión para GM. La primera es brindarles a los compradores de lujo amantes de las camionetas todoterrenos más opciones en los concesionarios de Cadillac. El segundo es hacer un mejor uso de la planta de ensamblaje Fairfax de la automotriz en Kansas en un momento en que las compañías de automóviles están despidiendo trabajadores que fabrican automóviles de pasajeros y contemplan si seguir fabricando sus modelos de ventas más lentas.

GM necesita más vehículos todoterrenos para impulsar las ventas de Cadillac en Estados Unidos, que cayeron 8 por ciento el año pasado. Las ventas de la marca están en auge en China, pero han tenido problemas en su mercado nacional porque los concesionarios solo tienen dos camionetas todoterreno para vender: el crossover XT5 y la Escalade de tamaño completo.

El XT4 se construirá usando apuntalamientos similares a los sedanes Chevrolet Malibu, también fabricado en la planta de ensamblaje de Fairfax de GM, que ayudará a sufragar los costos de las piezas de cada vehículo. Construir la todoterreno con partes compartidas es un plan bienvenido por los trabajadores en la fábrica, donde GM eliminó un tercer turno el año pasado cuando las ventas del Malibu se desplomaron 18 por ciento.

Para mantener los automóviles de pasajeros rentables, las automotrices están buscando fabricarlos junto con modelos todoterrenos más rentables. Las tres grandes automotrices estadounidenses fabrican pocas todoterrenos y automóviles en las mismas líneas de ensamblaje, mientras que sus rivales Honda Motor Co. y Toyota Motor Corp. lo han hecho durante décadas.

El XT4 será más pequeño que el XT5 y le dará a GM un competidor para vehículos como el BMW X3 y el Audi Q3. En Estados Unidos, el XT5 fue uno de los dos únicos modelos en la línea de Cadillac en registrar un aumento de las ventas el año pasado, con entregas que aumentaron 73 por ciento.

No se permiten comentarios