El Ford GT 500 2019 será el Shelby más poderoso conocido. Se estrenará el próximo año y superará los 700 hp.

Ramiro Romo

No es de extrañarse que tarde o temprano la división Ford Performance lo hubiera querido traer a la vida. El GT500 2019 pretende robar nuevamente la atención y ver caer a los ya conocidos monstruos de un V8.

Photographer: Luke Sharrett/Bloomberg

Photographer: Luke Sharrett/Bloomberg

Hace unos días, mientras estábamos en el Auto Show en Detroit (NAIAS), una noticia que llamó la atención de los entusiastas y de los no tanto se hizo notar. Se hizo público un adelanto del próximo Shelby.

El video de este auto lo pudimos apreciar ahí, en una de las más importantes exhibiciones de la industria. En él se observa cómo el ojo de una cobra aparece en primer plano, seguido del rugir de un GT500 de 1967, lo que nos da muestra del poderío de aquel auto.

Después, como sucede cuando se da el cambio de piel en un reptil, el Mustang comienza a convertirse en lo que será la última entrega del modelo y finalmente este corto video muestra la leyenda 700 hp +.

Aún no conocemos los datos oficiales sobre la motorización ni detalles del supercargador. No obstante, el sonido, los difusores, salidas de aire y pronunciado alerón indican que será el más potente vehículo de producción dentro de la familia Shelby y en el segmento, ya que pretende dejar atrás al resto de los autos muscle car.

El último GT500, construido entre los años modelo 2013 y 2014, tenía un V8 sobrealimentado de 5.8 litros que producía 662 caballos de fuerza y 631 libras/pie de torque, y alcanzaba una velocidad máxima de 320 km/h.

No se permiten comentarios