Elemento de confort en el auto que se convierte en un accesorio esencial en situaciones donde la temperatura llega a los 35 grados en el habitáculo.
Daniel Blanco

Ya está llegando la primavera y no es raro que la temperatura al interior del auto llegue incluso por arriba de los 35ºC. Pero como deseamos ahorrar gasolina no prendemos el aire acondicionado, además de que así ganamos un poco más de potencia, sobre todo al momento de rebasar, y pensamos que es suficiente con la brisa que entra por la ventanilla.

Pero algo de lo que no estamos conscientes es que el intenso calor produce efectos similares a las bebidas embriagantes, por lo que de no tener cuidado podría ocasionar un percance vial, según el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra).

Un estudio realizado por el Conapra señala que una temperatura de 35°C en el interior de un vehículo puede constituir un peligro similar a manejar bajo niveles considerables de alcohol en la sangre, por ello, usar y mantener en buenas condiciones el aire acondicionado en nuestro auto es vital.

Photographer: Akos Stiller/Bloomberg

Photographer: Akos Stiller/Bloomberg

¿Cómo detectar si el aire acondicionado no funciona?

Es recomendable que la temperatura del habitáculo oscile entre 21 y 23ºC mientras se conduce. Para conseguirlo es importante tener el sistema del aire acondicionado funcionando de manera óptima.

Aunque existen trucos de mantenimiento para alargar la vida del aire acondicionado. Es posible que con el tiempo este pierda eficacia debido a que el filtro del habitáculo esté obstruido, porque se haya producido una fuga de líquido refrigerante o porque se haya averiado el compresor. Para detectar estas averías esto es lo que se debe hacer:

Filtro de habitáculo obstruido: Enciende solo el ventilador y comprueba si sale suficiente aire. En el nivel más bajo deberás notar que sale ya una ligera brisa y, en el segundo, debería ser un caudal suficiente como para mantener una temperatura adecuada. De lo contrario, el filtro del habitáculo podría estar muy sucio y habría que sustituirlo.

Falta de gas refrigerante: Comprueba que, si seleccionas el nivel de temperatura más frío, el aire sale a una temperatura adecuada. Si no es así, lo más probable es que el sistema necesite una recarga de gas refrigerante.

Falla del compresor: Si percibes algún ruido extraño proveniente del motor y, además, no sale aire frío, es posible que se haya averiado el compresor del aire acondicionado, por lo que es mejor que lo revisen en tu taller o agencia de confianza.

No se permiten comentarios